Saltar al contenido
Todos los rincones más bonitos de Grecia en nuestra página we

Acrópolis: Partes, Historia y Cómo llegar

Acrópolis es un término griego: suma del sustantivo akros, que significa altura y la palabra polis, sinónimo de ciudad.

Juntas dan significado a lo que en Grecia se comenzó a conocer como el lugar más alto de una urbe y desde donde iniciaba su desarrollo.

En esta parte del mundo, las acrópolis eran utilizadas como refugios en tiempos de guerra, por lo que fueron construidas como ciudades amuralladas.

Partes de la Acrópolis

En la Acrópolis de Atenas se ubican importantes edificaciones de los arquitectos Ictinos, Calícrates y Mnesicles, que se mantienen millones de siglos después y que son el ejemplo del avance de los griegos como civilización.

La entrada a la Acrópolis (Propileos) con columnas, Atenas, Grecia

Propileos

Los Propileos se consideran la puerta dorada de la Acrópolis y se erigen como estructuras rectangulares con cinco puertas y dos alas laterales.

La fachada anterior fue sustituida por una de menor altura, con la finalidad de corregir los desniveles del terreno. Mientras, la parte principal lucía seis hermosas dobles columnas.

Templo de Atenea Niké en Propileos, colina de la Acrópolis

Templo de Atenea Niké

Como un símbolo del triunfo de Grecia sobre los persas, se levantó el Templo de Atenea Niké, un lugar en el que se adoraba a la Diosa Victoria y para el que el arquitecto Calicrates utilizó piedra cortada en un estilo jónico.

En este espacio de forma alargada, se construyó una diosa sin alas llamada Apteros Nike, que significa victoria sin alas, en alusión a que el triunfo nunca debe irse de Atenas.

Partenón de la Acrópolis, Atenas, Grecia

Partenón

Este templo, edificado durante 15 años, es considerado una auténtica joya arquitectónica y se construyó para rendir tributo a la diosa Atenea, de quien se levantó una estatua de más de 9 metros de altura en madera, marfil y oro.

Erecteión Cariatides

Erecteión

El Erecteión es un espectáculo de arquitectura ya que tiene columnas en figuras de jóvenes. Era un templo en el que rendían culto a Poseidón y a Atenas, por ser el lugar en el que se habrían enfrentado ambos dioses por el nombre y protección de la ciudad.

Historia y arquitectura de la cuna de la cultura occidental

Grecia es considerada la cuna de la civilización occidental, por ser esta parte de Europa el principio de los avances religiosos, míticos, filosóficos y democráticos del mundo.

Reyes, arquitectos, sabios, médicos, escultores y otros emblemáticos personajes de la historia universal nacieron en esta milenaria nación, rodeada de excelsas obras de arte y de grandes edificaciones.

Grecia, Atenas, Acrópolis

La Acrópolis de Atenas es el núcleo de ancestrales monumentos, en su mayoría, construidos en el siglo V a.C. Estas estructuras fueron edificadas en principio con piedras, pero el desarrollo arquitectónico llevó a utilizar materiales de calidad como oro, bronce, mármol y otros metales que fusionados forman majestuosas estructuras, la mayoría restauradas por las secuelas que han dejado diferentes eventos ocurridos a lo largo de los siglos.

¿Cómo llegar a la Acrópolis?

Para llegar a la Acrópolis de Atenas se recomienda no hacerlo en tu vehículo particular, sino utilizar el transporte público o los taxis, aunque esta última opción es algo costosa.

Desde el Aeropuerto Internacional de Atenas hasta la ciudad hay aproximadamente 20 kilómetros de historia y tradición.

Si la opción es el metro, debes seguir las señalizaciones dispuestas en el puerto aéreo que te llevan a cruzar la calle para ascender un nivel y luego pasar un puente peatonal que te ubicará en la línea 3.

Llegarás a las estacione Syntagma y Monastiraki, desde donde harás trasbordo para tomar la línea 2, llamada la línea roja. En 45 minutos aproximadamente estarás en el centro de la ciudad.

En caso de tener el presupuesto justo, el traslado se hará en bus desde la parada que está cerca del aeropuerto y que tiene varias rutas para llegar a Atenas. Encontrarás a guías turísticos dispuestos para orientarte en tu llegada.

Una vez en el lugar se puede entrar por dos partes: la entrada principal, ubicada al oeste y la secundaria en el sureste de la zona turística.

El museo de la Acrópolis

¿Qué ver en la Acrópolis?

Visitar la Acrópolis de Atenas es hacer un viaje al pasado milenario de Grecia. Al entrar se conocen verdaderas joyas arquitectónicas entre las que destacan el Partenón, los Propileos y los templos de Atenea Niké y el Erecteion.

Además, hay monumentos como el Teatro de Dioniso, Odeón de Herodes Ático y el imponente y ancestral Museo de la Acrópolis.

Horario y entradas de la Acrópolis

Si usted quiere visitar estas históricas ruinas debe tener en cuenta que el horario de acceso al público es desde las 8:00 de la mañana hasta las 8:00 de la noche. En invierno el horario cambia de 08:30 de la mañana hasta las 3:00 de la tarde.

Las entradas se adquieren en los puntos turísticos de la reserva arqueológica, aunque también se pueden comprar por internet. El precio varía según la temporada y la disponibilidad de acceso. Un adulto puede pagar entre 10€ y 20 € y la mitad en caso de entradas reducidas. Los niños y las personas con discapacidad acceden gratis.

Hay días del año en los que la entrada es gratis para todo público. Estas fechas son: 6 de marzo, 18 de abril, 18 de mayo, el último fin de semana de septiembre, el 28 de octubre y los primeros domingos de los meses entre noviembre y marzo.

Consejos para visitar la Acrópolis de Atenas

El recorrido por la Acrópolis de Atenas se puede hacer a pie y solo que hay que tomar en cuenta lo pedregoso e inclinado del terrenopor lo que hay que vestir ropa y calzado cómodo, llevar gafas, sombreros o viseras y mucha agua, porque el sol es inclemente en esta parte del llamado viejo continente.

Lo importante será ir dispuesto a disfrutar una experiencia enriquecedora en historias mitológicas que dan muestra del avance de la cultura griega.

El teatro de Herodion Atticus bajo las ruinas de la Acrópolis, Atenas, Grecia

Historia de la Acrópolis de Grecia

Los griegos y habitantes de otras naciones antiguas, edificaron sus poblados en terrenos elevados e inclinados que servían de zonas para protegerse del enemigo, a las que denominaron acrópolis y en las que construyeron importantes edificaciones.

Considerada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, la Acrópolis de Atenas es una de las más importantes, no solo por su antigüedad, sino por la trascendencia mitológica que guarda sus paredes y la riqueza arquitectónica de sus edificaciones.

Situada a 156 metros sobre el nivel del mar, con 300 metros de longitud, por más de 80 metros de ancho, el corazón de Grecia comenzó a construirse siglos antes de Cristo y alberga imponentes estructuras que llevan a revivir la antigua Grecia como:

  • El Partenón
  • El Templo de Atenea Niké
  • El Teatro de Dioniso
  • Importantes lugares turísticos en la modernidad.

La fundación de la acrópolis de Atenas se le atribuye al rey Cécrope, quien según la mitología griega, era mitad hombre y la otra parte de su cuerpo serpiente. A este personaje le tocó decidir quién sería el patrono de la ciudad, en una contienda entre los dioses Poseidón y Atenea.

Poseidón, dios del mar, encajó su tridente en la roca de la Acrópolis, donde se originó un pozo, pero no tuvo buenos resultados porque el agua que emanaba era salada y por lo tanto no servía para beber.

Por su parte, Atenea, diosa de la sabiduría, las artes y la artesanía, hizo crecer un olivo con tan solo tocar el piso. Esta muestra de poder resultó de mayor beneficio para los pobladores, por lo que el rey eligió a Atenea como la diosa protectora, de quien se conservó en el Partenón una estatua del escultor Fidias, hecha en oro y marfil, pero desapareció mil años después.