Saltar al contenido
Todos los rincones más bonitos de Grecia en nuestra página we

Templo de Artemis: Historia, Características y Ubicación

Templo de Artemis Grecia

Antiguamente El Templo de Artemis formaba parte de las siete maravillas conocidas del mundo.

Su construcción data de mediados del siglo sexto a.C. Actualmente se pueden admirar sus ruinas en la moderna Turquía.

El majestuoso Artemisión como se le conoce también, estaba ubicado estratégicamente en la saliente del Imperio Griego. Fue esta estratégica posición lo que causó la admiración de las demás naciones que existían entonces, al grado tal que aún se le sigue considerando una de los lugares con más trascendencia cultural de la antigüedad.

Ciudad griega de la antigüedad – Éfeso. Antiguo templo griego de la diosa Artemisa, uno de los siete milagros de la luz

¿Qué fue del templo de Artemisa?

Después de la reconstrucción ordenada por los Seléucidas en el año 323 a.C. el templo sobrevivió unos 600 años más. Según los historiadores de entonces el templo reconstruido fue finalmente destruido en el año 268 d.C. cuando los godos incursionaron en la ciudad de Éfeso.

También se cree que los restos del templo fueron utilizados para construir otros monumentos o edificios. Sirva de ejemplo, la Basílica de Santa Sofía, edificada con columnas del templo de Artemisa.

Es poco lo que se conserva de esta maravilla del Mundo Antiguo. Los restos o pequeños fragmentos de una historia sobresaliente son resguardados en el British Museum de Londres.

Características del Templo de Artemis

  • Primer Templo. Era de pequeñas dimensiones y carecía de lujosos acabados, además tenía un altar ubicado en la parte media del pasillo central en honor a Artemisa. Allí se le rendía adoración. No tenía tanta relevancia para entonces. Se desconoce detalles de sus dimensiones o diseño.
  • Segundo Templo. El Templo medía de largo 115 metros y de ancho 46 metros. Tenía columnas dobles grabadas en relieve en toda su estructura, las cuales median de alto 13 metros aproximadamente. Los cálculos indican que había unas 127 columnatas. La estructura externa del Templo era imponente a diferencia de su interior y el altar. También había una estatua en honor a Artemisa, donde generalmente se le adoraba o se le dejaba las ofrendas o regalos.
  • Tercer Templo. Este templo era superior al anterior, media de largo 137 metros y de ancho 69 metros y su altura era de 20 metros. Mantuvo en su diseño cientos de columnas talladas. El altar del Templo fue ampliado y se añadió otra imagen para honrar a Artemisa. También se adicionaron varios murales tallados o con inscripciones nuevas.
Ruinas de la antigua ciudad de Éfeso, la antigua ciudad griega de Turquía

Qué ver en el Templo de Artemis

Sin duda, El Templo de Artemisa fue una majestuosa obra que marcó un hito en la antigüedad. A pesar del esplendor de la estructura, hoy solo puede verse restos o fragmentos de su otrora gloria.

Sin embargo, en este sitio se puede apreciar el lugar donde se le rendía culto a Cibeles diosa de la fertilidad y la Madre Tierra. Actualmente, en el lugar donde se edificó el Templo de Artemisa queda una columna que se alza como testigo fiel de sus 127 columnas originales.

Además, en los alrededores del Templo se puede apreciar las ruinas de Éfeso, La Casa de la Virgen María, la Ciudad de Selçuk o la Basílica de San Juan.

Como si hubiera sido señalado por la historia, el arqueólogo Antón Bammer después de dedicar medio siglo a descubrir los misterios del Artemisión, en 1965 casi como por un golpe de suerte encontró en el patio central del Templo, el Altar sagrado de Artemisa.

Además, logró desenterrar muchos objetos de valor (marfil, oro, terracota, ámbar) que se usaban en el culto de la diosa Artemisa. Gracias a su invaluable trabajo arqueológico, las investigaciones realizadas dieron con un odeón, lugar donde se realizaban competiciones de canto.

Las ruinas de la biblioteca de Celsus, Éfeso, Selçuk, Turquía

¿Dónde está el templo de Artemis?

Ubicar el templo tomó su tiempo, de hecho, fue una labor complicada. El templo de Artemisa está ubicado en Selçuk, Turquía. Fue en el año 1869 cuando el arquitecto John Turtle Wood encontró restos de una tabla de mármol sepultadas a unos cuantos metros de la superficie.

Gracias a este hallazgo se pudo precisar con exactitud el lugar donde una vez fue construido el santuario sagrado de Artemisa. Desde 1906 los vestigios del Artemisión han sido protegidos por el gobierno Turco, quien ha prohibido la extracción de cualquier resto arqueológico del Templo.

Muchas piezas arqueológicas reposan en el Museo de Éfeso, entre ellas algunas estatuas de Artemisa la diosa de la fertilidad.

Una de las siete maravillas del mundo. / Templo griego de Artemisa cerca de Éfeso y Sardis

Historia del templo de Artemis

Artemisa era considerada diosa por los griegos, siendo Diana su equivalente en la mitología romana.

Según la mitología griega, Artemisa era hija de Zeus y hermana gemela del dios Apolos. Se le atribuía el poder sobre la fertilidad, la guerra y la caza, por tanto concedía vida o muerte. Formaba parte de las divinidades más importantes del Olimpo griego.

El templo fue construido para apaciguar y rendir tributo a la diosa. La construcción tardó unos 120 años, en la cual intervinieron varios arquitectos famosos de la época, aunque se afirma que fueron los habitantes de Éfeso quienes lo terminaron.